odisea en tierras bajas (III)

26 11 2009

Aquí está otra tanda de fotos de mi intercambio con Holanda.

2. Lieja

En esta ciudad estuvimos viendo la estación de tren del famoso arquitecto Santiago Calatrava. Por fuera era bonita, pero me gustó más por dentro, porque al ser tan blanca, la luz que se filtraba por los cristales hacía un ambiente muy especial, además de que contrastaba con las coloridas fachadas de fuera. Juzgad por vosotros mismos.

Un disparo casual por la ventanilla del autobús. Feliz Navidad.

3. Maastricht

La única ciudad holandesa que visitamos, casi igual a como me la imaginaba: todo el mundo hablando holandés, muchas bicis…

Una iglesia en Maastricht

Un motorista pensando en ositos de gominola y San Nicolás

Cerveza Gulpener en La Vaca de Colores

Otro día más. Creo que con la próxima tanda, que son las fotos de Bruselas, ya será la última. Espero que disfrutéis de las fotos y que me dejéis algún comentario.

Anuncios




Odisea en tierras bajas (II)

22 11 2009

Acordándome de Marvin, mi pareja de intercambio holandesa, que me ha acogido estos cinco días y vendrá a Puentetoma en abril… No es por el significado de la canción, eh? Es por el cantante, Marvin Gaye. Más que nada porque no hay mountains en Holanda.

Ain’t no mountain high enough

Listen to me, babe:

Ain’t no mountain high,
Ain’t no valley low,
Ain’t no river wide enough, babe.

If you need me, call me
No matter where you are
No matter how far.

Don’t worry, babe.

Just call my name
I’ll be there in a hurry
You don’t have to worry

‘Cause baby,
There ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough,
To keep me from gettin’ to you, babe.

Remember the day
I set you free,
I told you you could always count on me, darling.
From that day on, I made a vow,
I’ll be there when you want me,
Someway, somehow

‘Cause baby,
There ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough,
To keep me from gettin’ to you, babe.

Oh no, darling,
No wind, no rain,
Nor winter storm
Can’t stop me babe,
No, no, babe,
Cause you are my goal.
If your ever in trouble
I’ll be there on the double,
Just send for me
Oh baby!

My love is alive,
Way down in my heart,
Although we are miles apart.
If you ever need a helping hand
I’ll be there on the double,
Just as fast as I can.

Don’t you know that there
Ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,,
Ain’t no river wide enough
To keep me from gettin’ to you, babe.

Don’t you know that there
Ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough,
To keep me from gettin’ to you, babe.

Marvin Gaye and Tammi Terrel





Odisea en tierras bajas (I)

22 11 2009

Bueno, ya he llegado de mi intercambio en Holanda. Han sido sólo cinco días, pero nos han cundido mucho. Hemos estado en tres países diferentes, visitando Aquisgrán, Maastrich, Lieja y Bruselas. Mi preferida ha sido Aquisgrán, la cuna del imperio de Carlomagno (al igual que Puentetoma es la cuna de la República Independiente de Puentetoma), pero por supuesto mi opinión es muy subjetiva, porque ha sido especialmente bonito volver a estar en Alemania, oír que la gente habla en alemán por la calle… Además de que el casco antiguo y la catedral son muy bonitos. Bruselas también es precioso. Cuando entras a la Grand Place, parece que has hecho un viaje en el tiempo, porque te recibe un cículo de casas flamencas, decoradas con pan de oro y relieves y con ángeles y caballos en los tejados. Pero una imagen vale más que mil palabras (aunque eso depende de la imagen… y de las palabras), así que no voy a soltar más parrafadas:

1. Aquisgrán

Entrada a la zona peatonal de Aquisgrán

El emperador, rodeado de los árboles de Navidad del mercadillo

Sobre la puerta del ayuntamiento

Los buitres del collar imperial (¿o eran águilas?)

El pobre que debía sujetar las lámparas con el gancho que tiene por nariz

Vista de la catedral desde el ayuntamiento, y uno de los guardianes del tesoro imperial.

Una fuente en el centro

Vidriera de la catedral

El señor de las castañas

Mañana más. Espero que os gusten las fotos y la ciudad tanto como a mí. Además, he aprovechado para comprar el regalo de Navidad para Uli. Pero es un secreto…