annabel lee

15 05 2010

En el campamento internacional en el que estuve el verano pasado, en Seattle, trabajamos un día en clase de inglés sobre el poema Annabel Lee, de Edgar Allan Poe. Los relatos de Edgar Allan Poe siempre me han parecido fascinantes. A muchos de mis compañeros de clase les encantan las películas de miedo que se hacen ahora (El grito, La maldición…), otros sólo pueden verlas en compañía. Yo ni siquiera lo he intentado. Sabiendo que río, lloro, me emociono enseguida con las películas, no quiero arriesgarme a tener que salir corriendo de la sala. Pero de los pequeños trozos que no he podido evitar ver (además soy una adicta a los tráilers) he sacado la conclusión que más que miedo, es susto. Te tapas los ojos, cuando acaba tienes que ir encendiendo todas las luces hasta llegar a tu cama y miras detrás de tí y debajo de la cama porque en cualquier momento puede aparecer alguno de los protagonistas, ya sea motosierra en mano o con las cuencas de los ojos vacías y las manos pálidas extandidas hacia tí.

Yo he leído el libro de cuentos de Edgar Allan Poe El escarabajo dorado y pocas veces he pasado tanto miedo. Eso sí que es miedo. No hace falta que te persigan los muertos, ni que lleven motosierras o tengan poderes sobrenaturales. Sufiecientemente terrorífico es pensar en aquel al que asesinan en una bodega, el pintor que mata a su amada porque atrapa su vida en el lienzo, el viejo que duerme con un ojo abierto, el escarabajo que pasa por la cuenca del ojo de una calavera, y sobre todo aquel condenado a muerte que ve descender lentamente un péndulo con una cuchilla que dentro de algunas horas le atravesará poco a poco el pecho… No puedes cerrar los ojos, sino que los tienes abiertos como platos hasta que acabas el relato. Te da igual encender o apagar las luces porque las imágenes siguen ahí, aunque sea a plena luz del día. La historia no te suelta hasta después de algunos días… Eso si que es terror.

Este poema no es de miedo, es muy triste, pero no terrorífico. El caso es que cuando acabamos la clase, me comentó un chico que Radio Futura tenía entre sus canciones una adaptación de Annabel Lee. Yo me quedé sorprendida, porque no conocía a nadie de mi edad a quien le gustase o conociese Radio Futura, ni mucho menos supiera de su adaptación del Poema de Poe. No es una de sus mejores canciones (en mi opinión), pero me gustó. Aquí os lo dejo todo: el poema primero, la canción (no os perdáis la estética del videoclip) y la letra en español. También algún podcast sobre Edgar Allan Poe de Radio Nacional Española.

Annabel Lee

It was many and many a year ago,
In a kingdom by the sea,
That a maiden there lived whom you may know
By the name of ANNABEL LEE;
And this maiden she lived with no other thought
Than to love and be loved by me.

I was a child and she was a child,
In this kingdom by the sea;
But we loved with a love that was more than love-
I and my Annabel Lee;
With a love that the winged seraphs of heaven
Coveted her and me.

And this was the reason that, long ago,
In this kingdom by the sea,
A wind blew out of a cloud, chilling
My beautiful Annabel Lee;
So that her highborn kinsman came
And bore her away from me,
To shut her up in a sepulchre
In this kingdom by the sea.

The angels, not half so happy in heaven,
Went envying her and me-
Yes!- that was the reason (as all men know,
In this kingdom by the sea)
That the wind came out of the cloud by night,
Chilling and killing my Annabel Lee.

But our love it was stronger by far than the love
Of those who were older than we-
Of many far wiser than we-
And neither the angels in heaven above,
Nor the demons down under the sea,
Can ever dissever my soul from the soul
Of the beautiful Annabel Lee.

For the moon never beams without bringing me dreams
Of the beautiful Annabel Lee;
And the stars never rise but I feel the bright eyes
Of the beautiful Annabel Lee;
And so, all the night-tide, I lie down by the side
Of my darling- my darling- my life and my bride,
In the sepulchre there by the sea,
In her tomb by the sounding sea.

Edgar Allan Poe

Annabel Lee – Radio Futura

Hace muchos, muchos años en un reino junto al mar
habitó una señorita cuyo nombre era Annabel Lee.
Y crecía aquella flor sin pensar en nada más
que en amar y ser amada, ser amada por mí.

Éramos sólo dos niños mas tan grande nuestro amor
que los ángeles del cielo nos cogieron envidia,
pues no eran tan felices, ni siquiera la mitad,
como todo el mundo sabe, en aquel reino junto al mar.

Por eso un viento partió de una oscura nube aquella noche
para helar el corazón de la hermosa Annabel Lee.
Luego vino a llevársela su noble parentela
para enterrarla en un sepulcro en aquel reino junto al mar.

No luce la luna sin traérmela en sueños,
ni brilla una estrella sin que vea sus ojos,
y así paso la noche acostado con ella,
mi querida hermosa, mi vida, mi esposa.

Nuestro amor era más fuerte que el amor de los mayores,
que saben más, como dicen, de las cosas de la vida.
Ni los ángeles del cielo, ni los demonios del mar
separaran jamás mi alma del alma de Annabel Lee.

No luce la luna sin traérmela en sueños,
ni brilla una estrella sin que vea sus ojos,
y así paso la noche acostado con ella,
mi querida hermosa, mi vida, mi esposa,
en aquel sepulcro junto al mar,
en su tumba junto al mar ruidoso.
Hace muchos, muchos años en un reino junto al mar
habitó una señorita cuyo nombre era Annabel Lee.
Y crecía aquella flor sin pensar en nada más
que en amar y ser amada, ser amada por mí.

Podcast:

– Del programa Polvo Eres (Radio 5), de Nieves Concostrina. Cinco minutos de humor negro, sobre entierros y muertes curiosas.

Podcast Polvo Eres – Nuevo entierro EA Poe

– También escuché un Videodrome (de Gregorio Parra, en Radio 3) sobre Poe, pero no encuentro el podcast. En cuanto lo “cuelguen”, lo pongo. De todas formas, para acceder a todos los podcast del programa:

Podcast de Videodrome

Edgar Allan Poe (1809-1849)





L-O-V-E – Nat King Cole

9 05 2010

L is for the way you look at me.
O is for the only one I see.
V is very, very extraordinary.
E is even more than anyone that you adore can.

Love is all that I can give to you.
Love is more than just a game for two.
Two in love can make it,
Take my heart and please don’t break it.

Love was made for me and you.





de nota a nota…

5 03 2010

… y tiro porque me toca. En esta época de exámenes (ahora es cuando se ponen maduros y comienzan a caerse de los árboles) en la que yo me tengo que poner a estudiar y abandonar por algunas semanas los placeres mundanos para dedicarme al saber y al conocimiento, os voy a dejar un juego que diseñé para Música el año pasado, para que os divirtáis por mí. Es un juego de rol, de esos que están de moda ahora, pero también un juego de los de siempre, de tirar el dado y mover la ficha cinco casillas.

El argumento de la Odisea Musical, a falta de título más original, es el siguiente:

Pentagrammus XII, Rey del próspero país de Melodia, ha despedido al Maestro de la Capilla Real por traspapeleo de notas, así que la deseada plaza está vacante. Seis compositores y músicos de muy diferentes estilos, procedencias e ideas se han puesto en camino para meter su currículum en el buzón del palacio. Pero para que sea creíble y verídico, el currículum debe incluir cinco pertenencias del solicitante. Lamentablemente, los seis personajes de este juego han sido poco cuidadosos con sus cosas y éstas están desperdigadas por la geografía de Melodia. Esto da lugar a no pocos equívocos. ¿Esta partitura será de éste o de aquél? ¿Quién es el verdadero dueño del maravilloso Stradivarius? No será fácil llevar la larga travesía a buen puerto, conseguir lo necesario y resolver las disputas. Nadie sabe quién eres tú, ni tú sabes quiénes son los demás. Pero lo que sí sabéis todos es que no podéis ignoraros. Sois rivales, pero también aliados, seguramente no podréis conseguir vuestro objetivo sin la ayuda de los otros. Elegid si confiar en los demás y revelar vuestra identidad o permanecer en el anonimato, aunque éste puede no durar mucho si tienes compañeros perspicaces. Vuestra estrategia puede ser no ayudar a nadie e ir por libre, poner trabas a los demás o cooperar, todo tendrá consecuencias buenas y malas. El juego lo gana aquel que llegue primero al buzón con la solicitud y el currículum en orden.

Arriba, en música enlatada, podréis leer las instrucciones, ver las fotos del tablero y demás material y echar un vistazo a las biografías de los músicos que he elegido. ¡Y después venis todos a puentetoma a jugar conmigo!





Odisea en tierras bajas (II)

22 11 2009

Acordándome de Marvin, mi pareja de intercambio holandesa, que me ha acogido estos cinco días y vendrá a Puentetoma en abril… No es por el significado de la canción, eh? Es por el cantante, Marvin Gaye. Más que nada porque no hay mountains en Holanda.

Ain’t no mountain high enough

Listen to me, babe:

Ain’t no mountain high,
Ain’t no valley low,
Ain’t no river wide enough, babe.

If you need me, call me
No matter where you are
No matter how far.

Don’t worry, babe.

Just call my name
I’ll be there in a hurry
You don’t have to worry

‘Cause baby,
There ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough,
To keep me from gettin’ to you, babe.

Remember the day
I set you free,
I told you you could always count on me, darling.
From that day on, I made a vow,
I’ll be there when you want me,
Someway, somehow

‘Cause baby,
There ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough,
To keep me from gettin’ to you, babe.

Oh no, darling,
No wind, no rain,
Nor winter storm
Can’t stop me babe,
No, no, babe,
Cause you are my goal.
If your ever in trouble
I’ll be there on the double,
Just send for me
Oh baby!

My love is alive,
Way down in my heart,
Although we are miles apart.
If you ever need a helping hand
I’ll be there on the double,
Just as fast as I can.

Don’t you know that there
Ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,,
Ain’t no river wide enough
To keep me from gettin’ to you, babe.

Don’t you know that there
Ain’t no mountain high enough,
Ain’t no valley low enough,
Ain’t no river wide enough,
To keep me from gettin’ to you, babe.

Marvin Gaye and Tammi Terrel





interludio (san diego serenade)

8 11 2009

I never saw the morning ‘til I stayed up all night
I never saw the sunshine ‘til you turned out the light
I never saw my hometown until I stayed away too long
I never heard the melody, until I needed a song.

I never saw the white line, ‘til I was leaving you behind
I never knew I needed you ‘til I was caught up in a bind
I never spoke ‘I love you’ ‘til I cursed you in vain,
I never felt my heartstrings until I nearly went insane.

I never saw the east coast ‘til I move to the west
I never saw the moonlight until it shone off your breast
I never saw your heart ‘til someone tried to steal, tried to steal it away
I never saw your tears until they rolled down your face.

Tom Waits

“The Heart of Saturday Night’s”